E. L. JAMES - Cincuenta sombras de Grey








Se ha convertido en "el libro del que todos hablan". Es la primera parte de la trilogía «Cincuenta sombras», que continúa con Cincuenta sombras más oscuras y Cincuenta sombras liberadas.  

Se trata de una novela erótica relacionada con el BDSM [Bondage, Dominación, Sumisión y Masoquismo]. Acaba de publicarse en castellano y, además de estar causando gran controversia, me he encontrado con críticas de todo tipo. Entre las más favorables están que engancha, que se puede leer de un tirón y que los personajes están muy bien creados pues son bastante realistas y humanos. Entre las que menos, que es una novela flojita y, a la vez, violenta y perversa (no por las escenas de sexo en sí, sino por su transfondo psicológico). En el primero de los comentarios de esta entrada os voy a dejar -a modo de spoiler escondido- un pequeño resumen.

Aún  no he tenido la oportunidad de leer este libro, pero sí que me empapé de información hace unos meses cuando llegué por casualidad al foro donde participó en su día la autora, E. L. James. Allí fue donde nació «Cincuenta sombras», como un fanfic de la saga «Crepúsculo» llamado Master  of The Universe (MOTU). Cuando comenzaron a aparecer reseñas de esta novela en la prensa de este país, leí que incluso la catalogaban de "porno para mamás"

El próximo 4 julio llegarán hasta las librerías de nuestro país conjuntamente las otras dos partes de la saga. Según opiniones de lectores que ya han leído la trilogía al completo,  la segunda parte engancha aún más y ya, en la tercera, se descubre la guinda del pastel. 

Pinta bien y tengo curiosidad por ver qué se cuece entre sus páginas así que haré una desiderata en la biblioteca para que me consigan un ejemplar. ^_^

Os dejo con el video promocional del libro (no os lo perdáis...):







______________________________

14 comentarios:

  1. SINOPSIS:

    Ana es una estudiante universitaria que tiene que entrevistar a Christian, ya que su amiga Kate se encuentra enferma.

    En esa primera reunión ella no puede evitar sentirse turbada por el majestuoso y tremendamente atractivo empresario multimillonario y, a la vez, cohibida por su presencia. Por su parte Christian descubre en ella cualidades que llegan a obsesionarle hasta el punto de tener que buscarla continuamente.

    Al tiempo que Ana se asombra de que alguien como el señor Grey se interese por una joven insignificante como ella, queda patente que Christian esconde un secreto escandaloso. Él mismo se encarga de advertirla de que le convendría mantenerse alejada de él, y aun así no cesa de perseguirla y hacerle regalos.

    Finalmente Ana, presa de una gran curiosidad, accede a quedar en su casa y descubre que ni sus más extremas fantasías podrían llegar a alcanzar los verdaderos gustos sexuales de Christian. Una vez entra en la "habitación del dolor" (previa firma de un acuerdo de confidencialidad) ya no habrá vuelta atrás.

    ResponderEliminar
  2. No se porqué creo que tu acabarás escribiendo un libro de sexo mucho mejor que este jajjajajj Besos.

    ResponderEliminar
  3. Nunca me ha gustado hacer daño a proposito a nadie.

    En el placer menos.

    No busco esclavas, busco compañeras atrevidas e imaginativas.

    ResponderEliminar
  4. Hasta hace poco las mujeres (muchas)eran sumisas pero con la diferencia de que el amo solo se sabía un cuento: el del misionero, pfffff.

    La verdad tanta sumisión debe de ser frustrante, o no.

    Besos!

    Pd. Misterio ya le has puesto en ese resumen, ya. A ver si en la biblioteca te hacen caso y nos cuentas pronto que te ha parecido el librico.

    ResponderEliminar
  5. Ya vi el vídeo en nosequé blog y también hablaron del libro.

    Debo ser raro pero a mí no me interesa para nada el tema.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Un disfrute sublime para quien le guste el tema.

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
  7. Te recomendaría algún otro título de literatura de este tipo, a mi me gustó mucho el amante de Marguerite Duras, Delta de Venus y el Diario de Anaïs Nin..ahora me estoy leyendo Miedo a volar de Erica Jong...En cuanto a esto del bdsm, a mi no me va mucho, sorry.
    Besos castos pues.

    ResponderEliminar
  8. Loli, JAJAJAJAJAJAJAJA... Espera, que sigo: JAJAJAJAJAJAJAJAJA... ^_^

    Besos y feliz finde, brujita.

    ResponderEliminar
  9. Guille, hacer daño a alguien a propósito es de auténticos cabrones. Que no sea esa tu opción me parece genial. De todos modos, creo que confundes el tema del BDSM. Yo apenas tengo cuatro nociones pero sí que sé que las reglas fundamentales de quienes lo practican es la libertad de elección, esto es, nadie hace nada sin consentimiento del otro. Creo que incluso tienen un código para, en caso de que el dolor sea tal que no provoque placer, se pare el asunto.

    Por otro lado, tanto am@s como sumis@s encuentran placer en lo que hacen o les hacen.

    Menos mal que no buscas esclavas. Creo que hoy en día pocas encontrarías (y no me refiero a sumisas sexuales que han decidido serlo por ellas mismas). Quizás cuatro tontas que se dejan hacer o a las que les amedrentan (o incluso maltratan) para que se dejen hacer... Hasta que se hartan y ya no se dejan hacer nunca más por ningún otro hijo de puta. Amén.

    CHICASSSSSSS, al loro!!! Guille busca compañeras atrevidas e imaginativas.

    Luego, ya si eso, te paso el número de cuenta para que me abones la difusión por aquí también, vale? :P

    (¿Collejilla para *L*? XD )

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hasta hace bien poco, sí, Marta. :/

    Pero te digo lo que a Guille. Una cosa es serlo por elección y con la búsqueda de placer como meta, y otra que te lo impongan. Y no precisamente para proporcionarte placer alguno...

    Mañana iré a la biblio. Ya te contaré. ;)

    Besosssss.

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que se habla de este libro por todos los lados, Toro.

    El tema del BDSM le interesa a poca gente pero no me niegues que alguna vez has fantaseado con ello (yo sí ^_^).

    En mi caso, tras leer que el librito era calificado de "porno para mamás", se me ha disparado más aún la curiosidad!!! ¿Lo pillas? Porno... para MAMÁS!!!! (o sea, una servidora, que lo es, jijijiji...)

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Siempre que se encuentre placer en ello, Gilberto.

    Besos y sé feliz tú también. :)

    ResponderEliminar
  13. Gracias por el aporte, Otto!!! :D Conozco dos de los títulos que mencionas. Buscaré los otros dos.

    Si te digo la verdad, a mí tampoco. Prefiero que no haya dolor por medio.

    Besos.

    Pd.: ¿besos castos? Emssssss... Vale. Pero prométeme que me los envías vestido de cura, para encontrar morbo al asunto, jajajaja...

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Sedúceme con tus palabras...